Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Virgi
Valencia, Valencia, Spain
Ver todo mi perfil

Información de compra

Aquí teneis una selección de libros que tengo a la venta. El que esté interesado que me contacte a través de mi correo electrónico disponible en mi perfil o publicando un comentario en el libro que os interese.
Informaré vía mail de las condiciones de pago.
El precio de los libros, es el que marca, más los gastos que cause el envio por correo.
Virginia. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Etiquetas

sábado, 28 de septiembre de 2013

GABRIELA MARGALL - CON SOLO NOMBRARTE


En 1806, los ingleses invadieron la ciudad de Buenos Aires en busca de nuevos mercados para sus productos. El capitán Martín Olivera viajó desde Montevideo para ayudar en la defensa de la ciudad. Allí conoció a Jimena Torres, una joven comerciante, a la que nombró sargento, deslumbrado por sus dotes de mando. En la noche previa al enfrentamiento, el miedo asaltó a la sargento Torres y fue la calidez de los ojos color almendra del capitán Olivera la que le otorgó el temple para la batalla.

Al año siguiente, los británicos, disconformes con la derrota de 1806, regresan al Río de la Plata por más y toman Montevideo. Impedido de continuar en su ciudad, el capitán Olivera debe instalarse en Buenos Aires. Hijo de una de las familias más prominentes de la Banda Oriental y hábil comerciante, Martín se convierte enseguida en un hombre muy codiciado por las porteñas. Sin embargo, se reencuentra con Jimena Torres, se asocian para hacer negocios juntos y se enamoran. Pero Olivera no puede aceptar que la mala reputación de Jimena por dedicarse al comercio empañe su apellido y la conmina a elegir entre su profesión o él. Decepcionada, ella jura no volver a verlo.

Una vez establecidos en Montevideo, los ingleses deciden lanzarse a tomar Buenos Aires. Ante la inminencia de un enfrentamiento, Martín deberá recurrir a Jimena y dejar de lado su orgullo, para poner a salvo a su familia. Otra vez un combate los reunirá y otra vez deberán arriesgarse para defender a la ciudad. El mismo riesgo que se asume cuando un capitán y una sargento se atreven a vivir una historia de amor.
CRÍTICA DE IDARA

Con un idioma tan rico como tenemos, no sé si voy a poder expresar todo lo que este libro me ha hecho sentir. Miro la contraportada del libro y me asombra ver la fotografía de esta joven autora y que haya podido salir de sus manos esta obra literaria tan maravillosa. Este segundo libro, es aún mejor que el primero, si es eso posible.

La vida de las mujeres en el siglo XIX, era muy difícil y leyendo la historia de Jimena Torres, me doy cuenta que Gabriela Margal es una maestra (si, pese a que éste sea su segundo libro), en las descripciones de los sentimientos y la realidad de 1800. Cuida el más mínimo detalle a todos los niveles, esto te permite vivir el relato entendiendo todas las posturas que tienen los personajes, aunque haya alguno que no tenga perdon.

A Jimena, ya la conocimos en ‘Si encuentro tu nombre en el fuego’. Me gustó mucho como secundaria, pero aquí, me ha encantado. Los motivos que la indujeron a transgredir las normas de esta sociedad mojigata y sus consecuencias, no lograron quebrar su carácter, al contrario, la convirtieron en una gran mujer, que no obstante, como tal, tiene sus flaquezas. Ha sido capaz de luchar contra todos por sus convicciones, y ha tenido, al final, su gran triunfo.

Martín, por otro lado, es el típico hombre de su tiempo. Estás tan metida en situación (te perece vivir en 1807 en Buenos Aires), cuando lees acerca de su sentir, que no llega a caerte mal, porque, pese a todo, entiendes como lo han educado y sus luchas para conseguir que su amor por Jimena, lo lave de toda esa porquería, que ni siquiera es lo que él cree de verdad. Por supuesto, con sus actos posteriores, se gana el perdón de Jimena, porque ella lo ama (de qué no es capaz el verdadero amor) y el mío, porque entiendo las complejidades humanas y las acepto como inherentes a nuestro ser.

Gabriela Margal, no solo nos cuenta su historia de amor, sino, todo el entorno de cosas, causas y personas, que la rodean, aquí vemos con que buen hacer, nos describe sentimientos de amistad y amor fraterno. Sus hermanas y Paula y Guillermo, son unos maravillosos secundarios que hacen que a esta novela, no le falte nada.

Hay un personaje que he odiado desde el primer momento que leí sus ideas, Doña Mariana, la madre del también odiado Vicente Ávila, el primer novio de su prima Paula.

Hacía tiempo que no leía un personaje más repugnante. Aquí tiene mayor relevancia, que en el primer libro, por eso, se hace mucho más digna de odio. No hay que mirar mucho atrás en el tiempo, para encontrar, incluso en nuestra sociedad, a este tipo de mujeres, amargadas y reprimidas, que no son felices si no llevan la infelicidad a todo el que las rodea y que se regodean con la difamacion y los insultos hacia las que ellas deciden que son pecadoras.

La información histórica me ha sorprendido gratamente, ya que como he dicho en otras ocasiones, soy una enamorada del siglo XIX y sus revoluciones y guerras, más no había tenido ocasión de leer nada acerca de este período, en Argentina. Esto ha sido toda una experiencia enriquecedora, el conocer algo más de sus gentes e inquietudes, paisajes y ciudades, en fin, el conocer otra cultura más, de este mundo, en el que habitamos.

Los personajes están muy bien perfilados, amas al que hay que amar y también odias, al que hay que odiar, y todo ello, con mucha pasión.

No he expresado ni la mitad de lo que he sentido leyendo “Con sólo nombrarte”, pero os digo que a partir de ahora, caigo rendida a los pies de esta maravillosa escritora que es Gabriela Margal, de la cual voy a seguir, de cerca, su trayectoria y como tal, ya espero con ansia su tercer libro, “Lo que no se nombra” ¡Como desearía leer libros de éstos todos los días! Es impresionante y si pudiera ponerle 20, se lo pondría.


Puntuación: 10






0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Blog Archive