Páginas vistas en total

About Me

Mi foto
Virgi
Valencia, Valencia, Spain
Ver todo mi perfil

Información de compra

Aquí teneis una selección de libros que tengo a la venta. El que esté interesado que me contacte a través de mi correo electrónico disponible en mi perfil o publicando un comentario en el libro que os interese.
Informaré vía mail de las condiciones de pago.
El precio de los libros, es el que marca, más los gastos que cause el envio por correo.
Virginia. Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Etiquetas

lunes, 15 de enero de 2018

Las lágrimas de la diosa Maorí – Sarah Lark





«Echaron a volar sus cometas y sus sueños hacia los dioses. Y las manu de colores se llevaron consigo la tristeza.»
Tras seducir a un millón y medio de lectores en castellano, Sarah Lark cierra la magistral trilogía con que da voz a la mujer. Ahora, además de las habituales sagas familiares ambientadas en un país exótico, Lark nos habla de las pioneras de las conquistas sociales femeninas: primero el sufragio, después el acceso a la universidad y, por último, la posibilidad de volar, volar, volar…
Nueva Zelanda, 1899. El hijo de Lizzie y Michael Drury es enviado como médico a Sudáfrica, donde se libra la guerra de los Bóers, para gran disgusto de Roberta, quien luchará para estar con él a toda costa. Paralelamente, la joven Atamarie obtiene una importante victoria: ser la primera mujer que cursa estudios de Ingeniería en la Universidad de Nueva Zelanda. Desde niña le fascinaron las cometas maoríes, pero ahora esta afición le permite conocer al pionero de la aviación mundial…

OPINION PERSONAL

Esta es la tercera entrega de la serie “Kaurí” y la de la tercera y cuarta generación de estas primeras mujeres que empezaron a luchar por unos derechos que ya han conseguido y que por lo tanto, sus descendientes, ahora, en 1899, están disfrutando. Atamarie, nieta de Lizzi, es la primera mujer que cursa estudios en la Universidad de ingeniería y que tiene el firme propósito de conseguir volar algún día, Roberta, hija de Violet, otra de las luchadoras por el voto de la mujer, en la anterior entrega, estudia para maestra y, sigue enamorada de Kevin, el hijo de Lizzi y Michael, médico que en este libro, se irá a África para atender a los heridos en la guerra que se libra entre ingleses y Bóers. Estos son los principales personajes, aunque, como es costumbre, hay multitud de ellos, complementando esta macro historia maravillosamente ambientada y relatada.

Atamarie, para mí, es un personaje fuerte y con una gran pasión por volar. Conocerá al que se cree que fue el primer humano que intentó volar en un avión e intentará, por todos los medios ayudarle a que lo logre. Es mucho más fuerte la ambición de ella que la de él, por lo que no conseguirá que triunfe ni su relación amorosa, ni será reconocido como tal pionero de la aviación, porque se le adelantarán los americanos, debido al carácter enfermizo de él. No obstante ella, que es medio maorí, conseguirá su sueño. Es mi personaje favorito.

Roberta, es un personaje, que en un principio no me ha convencido mucho. El amor que siente por Kevin, le hace mucho daño, la tiene totalmente confundida muchos años, sin decidirse a nada, siempre esperando que él le preste atención, pero cuando se decide, finalmente, demuestra una solidez de carácter que me ha gustado mucho y entonces actúa como debe.

Kevin, es un poco como su padre, Michael. Es buena persona, pero un poco veleta, le gustan demasiado las mujeres malas y las que le presentan un reto. Sin embargo, es capaz de defender a los enfermos, de enfrentarse al alto mando, porque se trate bien a los presos…es, como dice su madre, un hombre que tiene que dirigirlo una buena mujer…no sé, no es un personaje que me haya gustado mucho, en general, son pocos los personajes masculinos que me lleguen a gustar de los que nos presenta Sarah Lark, exceptuando el reverendo Peter Burton, que las que hayan leído la trilogía completa, sabrán quién es.

El resto de personajes, están todos perfectamente perfilados, siguen apareciendo todos los protagonistas de las anteriores entregas, y sabes como han ido evolucionando sus vidas, para bien, en la mayoría de los casos y exceptuando a los personajes negativos, que han terminado mal, de lo cual te alegras.

En esta historia, la autora nos sitúa también en África, y todo el relato acerca de la guerra de los Bóers y los campos de concentración, están perfectamente ambientados y son fidedignos y están basados en lugares reales. Son duros de leer, pero al mismo tiempo, me ha parecido muy interesante, conocer el modo de vida de las mujeres Bóers, ya que es bastante curioso su comportamiento, tanto en paz como en la guerra.

También hay bastantes capítulos, como ya acostumbra la autora, para las costumbres maoríes, en este caso, las del año nuevo maorí y las cometas o “manu”. La dos muy interesantes y bonitas de conocer. Nos sigue hablando de Parihaka y de la creación del Parque Egmont, cerca de ésta, que se creó en 1900.

Y también nos introduce, en el mundo de las carreras de Trotones, que efectivamente que se celebraron en Nueva Zelanda, por esta época.

Buena prosa, fácil lectura, pese a la intensidad y dureza de algunos episodios. Son 802 páginas que se leen rápidamente, por la tensión que la autora imprime a la trama, pese a que la va partiendo en partes. Y, la historia termina en 1904 en la Isla Sur.

Un magnífico final de una trilogía donde hemos ido viendo como mujeres fuertes y con grandes dosis de inteligencia, han luchado por un mundo mejor, pese a todas las duras pruebas por las que han tenido que pasar, que han sido muchas y variadas. Pero finalmente, triunfaron.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Blog Archive